LAS GLÁNDULAS ANALES

Las glándulas anales obstruidas o inflamadas son una de las dolencias más comunes que sufren los perros. En la mayoría de los casos, una estrategia de dieta saludable para el intestino es la mejor profilaxis para evitar que se produzcan los problemas de la glándula anal en primer lugar.

Como casi todos los carnívoros felinos y caninos, tu perro tiene glándulas anales. Su función original es añadir a las heces un olor que marca el territorio. Además da a sus compañeros caninos mucha información cuando se saludan. A menudo el perro no las nota, hasta que le causan dolor.

Lo más importante de un vistazo

  • Producen una secreción para marcar el territorio que se mezcla con las heces.
  • Si la flora intestinal del perro está alterada, las glándulas anales pueden bloquearse o inflamarse.
  • No deben ser exprimidas, ya que esto producirá aún más secreciones.
  • Con una dieta natural y sana puedes prevenir los problemas de las glándulas a largo plazo.

¿Dónde se encuentran las glándulas anales?

glandulas-anales-de-un-perro

Las glándulas anales están situadas a unos 2-4 mm por debajo de la piel, en los llamados sacos anales. Se encuentran a la derecha y a la izquierda del ano, aproximadamente en las posiciones de las 8 y las 4. Las glándulas anales producen una secreción de color marrón, para nosotros los humanos, de olor desagradable, que se mezcla con las heces del perro. El olor de esta secreción es casi el «olor» individual de tu perro y sirve principalmente para marcar el territorio.

Las glándulas anales proporcionan información sobre la salud intestinal de tu perro.

Estas glándulas proporcionan información sobre el estado del intestino grueso como una especie de luz de alarma. Esto significa que mientras la digestión de nuestro perro esté en la «zona verde», estas están haciendo su trabajo. Sin embargo, si la flora del intestino grueso está excesivamente acidificada, las glándulas anales se inundan de ácidos y toxinas. En el mejor de los casos, el intestino resuelve este problema aumentando la excreción de heces. De lo contrario, la secreción glandular se espesa y se vuelve tan viscosa que ya no puede encontrar su salida.

¿Mi perro se desliza por el trasero porque tiene las glándulas anales obstruidas?

Entre muchos responsables de perros sigue circulando el rumor de que el llamado «trineo» en los perros proviene de la obstrucción de las glándulas anales. Sin embargo, esta sospecha suele ser infundada: Si las glándulas anales están llenas y, por lo tanto, tensas, el deslizamiento en el trasero de tu perro causaría demasiado dolor. El » deslizamiento» en los perros suele deberse a la acidez de la mucosa anal: A continuación, el picor es tan intenso que el frotamiento mecánico puede suponer un alivio.

¿Qué se puede hacer en caso de inflamación u obstrucción de las glándulas anales?

En este caso, deben tomarse medidas lo antes posible para que la secreción de la glándula anal pueda licuarse y recuperarse. Lo mejor es ir al veterinario

Una estrategia de nutrición saludable para el intestino es la mejor profilaxis.

En general, recomendamos alimentar a los perros con pienso prensado en frío para los problemas intestinales y de las glándulas anales, porque así se consigue el mejor efecto para una flora intestinal sana debido al contenido de fibra cruda y al método digestivo de la pared intestinal.

p8ienso-prensado-en-frío

Pienso prensado en frío de Bellfor, natural y ecológico

Si anteriormente le has ofrecido a tu perro otro tipo de comida, debes asegurarte de cambiar el alimento lentamente para que tu perro pueda acostumbrarse al nuevo sistema de digestión. También es posible una mezcla de alimentos prensados en frío y alimentación natural casera si tu perro es propenso a sufrir graves dolencias estomacales e intestinales.

Esto es si antes le has dado un pienso ultra procesado. Más adelante puedes cambiar a comida casera y después a dieta BARF. Si quieres hacer este cambio lento, ponte en contacto conmigo.

Si las heces están bien formadas (ni demasiado duras ni demasiado blandas), el perro segregará de forma natural las secreciones de las glándulas anales al defecar. Esto evita la congestión, el picor o incluso la inflamación.

No exprimir rutinariamente las glándulas anales que están demasiado llenas.

Apretar las glándulas sólo debe hacerse como solución de emergencia. Porque las glándulas sensibles reaccionan a este fuerte estímulo con una mayor producción de secreciones. En el peor de los casos, esto provocará problemas crónicos en tu perro. En cualquier caso, es mejor aclarar la causa exacta con el veterinario y optimizar la estrategia de nutrición de tu perro.

Por supuesto, una inflamación purulenta hasta el absceso de la glándula anal debe ser tratada médicamente, por lo que aconsejamos una administración moderada de antibióticos.

Un bálsamo para las glándulas anales que las mantiene sanas

Si te ha gustado el artículo eres libre de compartirlo y ayudar a perros que quizás lo necesitan

Os dejo un artículo de una clínica veterinaria que me parecía bastante bien explicado: Impactación, saculitis y abcesos de los sacos anales en el perro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *